TARTAMUDEZ
TARTAMUDEZ
 

 
Habilidades de lenguaje receptivo en adolescentes y jóvenes adultos
* Tú eres el regalo más grande del mundo
ERES IMPORTANTE PARA MI
¿Que es la Fonoaudiología?
Distintas concepciones sobre la lectoescritura Braille
FABULAS
FE Y AMOR FUDLA
ALFABETO BRAILE
* PLAN PADRINO RED DE AMOR
PARA REFLEXIONAR
Mis enlaces favoritos
EL JUEGO
QUE ES UNA ORGANIZACIÓN?
EL ANILLO
TEN PRESENTE QUE?
MUERTE AL FRACASO
UN BUEN PADRE
CUENTOS
DATOS CURIOSOS
Discapacidad intelectual: ¿qué es? ¿qué define? ¿qué se pretende?
COMO CRIAR HIJOS CON DISCAPACIDAD VISUAL
POR QUÉ MI HIJO PARECE SER MAS LENTO QUE OTROS NIÑOS?
CHISTES Y CHISTES
Modificación de conductas en niños con autismo
El circo global y el niño especial
LA DESNUTRICIÒN
TARTAMUDEZ
* TES DE AGILIDAD MENTAL
* ¡ABRAZAME!
EL CARPINTERO
Tony Meléndez
RESUMEN DE LOGROS
QUE HACER EN CASO DE DESPLAZAMIENTO FORZADO
Mis aficiones nuevo
¿Cuándo y porqué motivo se cambia el termino de tartamudez por disfluencia?

En realidad no hubo un cambio brusco entre la palabra tartamudez y el uso de la palabra disfluencia sino que fue paulatino.

Nosotros estamos usando los dos términos, el término antiguo de tartamudez que alude casi a la onomatopeya al sonido que hace la persona cuando se traba tatatartamudez por el término disfluencias que elude a una función que es la fluidez, que esta alterada.

Nos parece que es un término mucho mas razonable, ya que nos hace pensar que hay una función que se basa en la continuidad y en la facilidad del habla que se distorsiona y es bueno estudiar la función fluidez porque después vamos a entender mucho mejor lo que sucede en la alteración.

El término disfluencias, se emplea hace unos 10-15 años y alude a los distintos grados de disfluencia que puede tener una persona que tartamudea.

La tartamudez era un término que encasillaba a la persona que se trababa, mientras que la disfluencia a una función que se altera y que puede tener distintos grados, como si tuviera cierto dinamismo. Siendo además un trastorno funcional dinámico que no se manifiesta de la misma forma siempre y que tiene una alteración en el sistema motor del habla. Un componente lingüístico que hace justamente que la disfluencia sea tratada por el profesional fonoaudiólogo.



¿Usted considera la disfluencia como una patología de tipo orgánica?


No pensamos en patología ni en disfunción neurológica por eso hablamos de trastornos y no decimos que esto es orgánico, porque esto alude necesariamente a la enfermedad. Hay un 80% de niños normales con disfluencias y hay un 20% donde son disfluencias secundarias a otro cuadro. Como lesionados cerebrales , síndrome de down , cuadros de epilepsia, traumatismos psíquicos o físicos etc que originan tartamudez tardía.

El 80% de la tartamudez se inicia entre los dos años y medio y cinco por eso es tan importante la prevención y la difusión de artículos como este que permite alertar a los profesionales y a los padres para lograr manejos adecuados.

Hasta hace un tiempo se repetían los viejos esquemas de que esto era por problemas respiratorios, de ritmo , de vocabulario.

Hoy sabemos que la tartamudez es de origen genético, hereditario que tiene compromiso cerebral, lingüístico motor del habla y que todas las disfluencias son diferentes, porque dependerá del grado de compromiso de los distintos componentes. Esto se previene y se cura totalmente antes de los 6 años porque las estructuras del lenguaje son permeables y porque se interviene en la función fluidez antes que el lenguaje se termine de construir. Podemos hablar de recuperación a partir de que el niño, o el adolescente, o el adulto aprende a manejar el miedo y la tensión. Manejando esto, podrá relacionarse con la tartamudez de otra forma. Es muy distinta la persona que espera el espasmo y no sabe que le va a producir, de la que conoce cuando se le producen los espasmos y sabe que hacer en ese momento.


¿Existe predisposición familiar en la Disfluencia?

Hay una predisposición familiar porque si ustedes ven familias donde esto se trasmite del abuelo al padre, del padre al hijo, luego al nieto. Las investigaciones en ingeniería molecular hacen pensar que no esta lejos el momento en que se va a aislar el gen responsable de transmitir la tartamudez, de todas maneras ustedes han visto que el genoma humano recién comienza.

Va a llegar un momento que esto va a ser una realidad no sólo que se transmite si no que está ligado al sexo porque en 5 varones hay solo una mujer.

Hay mas varones afectados que mujeres y afecta al dos por ciento de la población del mundo sin distinción.


¿A QUÉ EDAD SE COMIENZA EL TRATAMIENTO FONOAUDIOLÓGICO Y CUÁL ES EL LINEAMIENTO TERAPÉUTICO PARA SU ABORDAJE?

La tartamudez se trata desde los dos años y medio una vez que el lenguaje esta en funcionamiento, esto anula lo que se sabia anteriormente. El pediatra aconsejaba a los padres esperar y se perdía el tiempo precioso donde la misma se curaba.

Es importante recalcar que la tartamudez puede ser tratada desde los dos años, hay chicos con tartamudez súbita aguda desde esa edad que ya no pueden decir una sola palabra que le hablan en el oído a la madre y que niegan, rechazan el habla en presencia de extraños. Esos niños eran en general mal diagnosticados hasta hace poco tiempo y hoy con una metodología apropiada y programa de estimulación de la fluidez que están adecuados al nivel de pensamiento de ellos chicos logran restablecer la fluidez para siempre y son chicos recuperados, que si no se hubiera intervenido habrían quedado con tartamudez crónica de por vida.

Desde el punto de vista de los tratamientos dos líneas importantes una que se refiere a tartamudear mas fluido o sea que la persona cambie una conducta motora cambia la actitud frente a la tartamudez y tartamudee mejor y la otra línea de trabajo es borrar totalmente los espasmos. En general la Fonoaudióloga se capacita con elementos de ambos programas y tendrán que acomodarlos de acuerdo a las características del paciente.


¿Se incorpora a la familia al tratamiento?

La familia se incorpora al tratamiento, lo cual no quiere decir que el tratamiento no sea igual de efectivo aunque la familia no colabore. Si la familia colabora, el chico esta mucho mas contenido en el tratamiento y se aceleran los tiempos de recuperación, porque el niño ve lo mismo que sucede en la clínica sucede en la casa. Esta observación de que están todos en lo mismo, logra que la recuperación sea mas efectiva. Los padres entrenados son excelentes colaboradores, pasan de preocuparse a trabajar en realidad.

En el Primer Congreso Latinoamericano de Tartamudez realizado este año, los padres de chicos recuperados nos ayudaron enormemente, ellos tenían una gran motivación para que los otros padres supieran que se trata y se revierte.

Muchos padres llegan a la consulta y refieren: "yo vengo aunque el pediatra me dijo que no viniera", esto indica la falta de información sobre este tema, sobre lo nuevo. Lo que hay que hacer que es prevenirlo, que los padres reciban información, que el chico no cronifique su conducta a lo largo del tiempo, que los docentes sepan como acompañar a un chico que se traba dentro del aula.


¿Se tiene en cuenta la edad para el abordaje del tratamiento?


El abordaje y el tratamiento es totalmente diferente de acuerdo a le edad, no es lo mismo un chico muy chiquito, no es lo mismo un preescolar, un pre púber, un adolescente que un adulto. Justamente en este libro que acaba de aparecer yo paso revista a lo que significa la tartamudez en todos los estadios. Además para mostrar como la tartamudez es una conducta que se va complejizando con el tiempo y que siempre tiene sentido intervenir aunque ya este instalada, porque siempre se puede evitar que empeore, y el niño que tiene de pronto espasmos con compromiso corporal deje de hacerlos logrando una conducta mucho mas adecuada en el momento de trabarse. Siempre tiene sentido hacer una consulta y poder mejorar y por supuesto en cada edad va a ver un programa de tratamiento que coincida con la edad de ese chico y los requerimientos que necesita.

A los dos años y medio no necesariamente estoy hablando de tratamiento sino que estoy hablando de intervención, eso implica que la misma, se hace con los padres. Son los padres los que estimulan la fluidez de los chicos en la casa, convenientemente entrenados por una fonoaudiòloga capacitada.

En los preescolares justamente se trabaja toda la estimulación de la fluidez, en los escolares se trabaja mucho la burla y la integración a nivel escolar, en los adolescentes la sensibilidad y en los adultos están todos los componentes ya por que se trata de una tartamudez crónica.

Además de trabajar todos los elementos habrá que buscar caminos para desensibilizarlo, para que con la ayuda de los grupos de auto ayuda esta persona se inserte socialmente a la sociedad sin ningún problema .
Imagen
¿Una vez dado de alta el paciente, puede reincidir la disfluencia?

El alta es algo que se pacta con el paciente y que dependerá de la gravedad de su disfluencia y de su demanda intelectual, no es lo mismo la disfluencia recuperada para una persona que trabaja en un oficio, que un ejecutivo que tiene que liderar reuniones de negocios.

El alta es un grado de recuperación que se pacta de antemano hay personas que con 4 o 5 meses sienten que pueden manejar dificultades y otros que necesitan dos años.

Esto es una verdadera terapia del habla y la persona tiene que hacer algo distinto conscientemente a la que le sucede en el habla común y esta conciencia del habla lo lleva a aprender fluidez como si fuera otro idioma. Hay personas que dicen yo hablo ingles, francés y fluidez porque las nuevas metodologías llevan al paciente a aprender fluidez con la disciplina de aprendizaje de una lengua ,el ingles tiene que saber pronunciarse, hacer practicas grabarse, leer, escuchar, repetir y de esta práctica consciente se logran habilidades que el puede utilizar adecuadamente.

Puede haber recaídas en los niños adolescentes y adultos. Las recaídas todavía no han sido muy bien estudiadas. Suponemos que las recaídas se deben a fallas en la automatización de los procedimientos que no han logrado realmente revertir estas zonas frágiles de las que yo hablaba en un principio, cuando hablaba de la etiología ahora también hay investigadores que están estudiando las recaídas. En lo que a mi respecta, las recaídas en los niños, en general tienen que ver con cambios o alteraciones a nivel social, afectivo o a nivel intelectual. Pero cuidado porque una recaída no implica volver al cuadro original, es sólo una recaída y a corto plazo se recupera. No es lo mismo que suceda habiendo hecho un tratamiento y recuperarse, que no haber hecho nunca tratamiento y ver como el comportamiento de la disfluencia se va agravando cada vez.


¿Existen diferentes corrientes para el abordaje de la disfluencia?

Hay muchas corrientes, no demasiadas. Yo no voy a pretender que esta sea la única forma de trabajar en tartamudez. Es una línea nacida fundamentalmente de la clínica y de la experiencia del trabajo con personas disfluentes, pero hay otras líneas muy reconocidas. Va a llegar un momento que la persona que tartamudea elija el abordaje que le resulte más compatible con su forma de ser y esto va a ser bueno para él. Por el momento falta transcurrir cierto tiempo hasta que haya en el país, el desarrollo de distintas líneas de trabajo. Esta es la que le ha dado coherencia a mi trabajo y que a mí me ha dado muchas respuestas a muchísimos interrogantes Es el producto de mi experiencia de mas de 30 años de trabajo.
Imagen

“A estas dos líneas de trabajo le hemos agregado el trabajo corporal.

porque la persona que tartamudea va constriñendo toda su comunicación. No sólo tiene dificultades para hablar, sino que tiene dificultades para mirar, para accionar con sus gestos, para ser espontáneo, para bailar, para conectarse con los otros, para expresar sus afectos.


Entonces, el trabajo corporal permite desarrollar la comunicación no verbal y esa comunicación es importante porque si la persona en determinado momento no puede emitir la palabra, tiene todo el resto de sus canales comunicativos trabajados”, afirma.Parte importante del congreso consistió en los diversos talleres de integración donde, a través del trabajo corporal, las máscaras, la música, la libre expresión y el juego, pacientes y profesionales vivenciaron otra manera de comunicarse y descubrieron los recursos fluidos que tienen. “Ocurre que muchas veces, el paciente se vive bajo el único rol de la persona que tartamudea. Entonces, al colocarse una máscara, cambia su personalidad y puede experimentar una fluidez absolutamente desconocida. Estos talleres complementan el trabajo específico del habla para lograr una recuperación más integral de la persona”, subraya Touzet.

imagen
EL APOYO DE LOS PADRES

En el encuentro sobre la tartamudez realizado en Buenos Aires los padres fueron especialmente entrenados por fonoaudiólogas capacitadas para ser estimuladores de fluidez en la casa. Según la presidenta de la AAT, “este es un recurso económico, amoroso y efectivo”. Cuando los niños se dan cuenta de que los padres dejan de poner reparos, cooperan y comprueban que los ayudan a modificar la disfluencia, las mejoras son más rápidas. “A veces yo hago tartamudear a los papás para que ellos se den cuenta de la incomodidad que sienten los chicos y eso les sirve de estímulo para no corregirlos, no terminarles la palabra, no decirles que respiren. Los padres no deben decir absolutamente nada. Sólo escuchar y en todo caso, ellos hablar más lento, ellos ser el modelo. El chico, al ver que los padres hacen la modificación, toman de ese modelo y hacen el cambio”, destaca la profesional.


INVESTIGACIÓN SOBRE FLUIDEZ

Durante el Congreso, se mostraron los resultados de una investigación realizada en 60 niños de 4 años donde se detectaron errores normales a tener en cuenta para poder discernir. “Concordando con otras investigaciones tempranas, hemos encontrado que los chicos de 4 años hacen errores normales de la fluidez que, en general, son fallas de continuidad, repeticiones flojas, vacilaciones, pausas, silencios, pero todo esto acompañado de una gran comodidad. Cuando el pediatra observa que esto se pierde, que hay signos de incomodidad, que hay fallas de continuidad, que hay señales de esfuerzo al hablar, es que estamos en presencia de una disfluencia incipiente, y es necesario que los padres hagan una consulta para recibir asesoramiento”, afirma Touzet. Asimismo, destaca el hecho de que hay familias que son de riesgo, donde se genera estrés porque todos hablan al mismo tiempo, sin pausas, o donde hay integrantes que tartamudean. Para que los chicos no tengan esa dificultad, opina que ese tipo de familias, con más razón, tienen que ser asesoradas.